Falleció Sir Bobby Robson. Homenaje completo



Víctima de cáncer, falleció este viernes uno de los DT más respetados del fútbol mundial. En 40 años de carrera dirigió a clubes como PSV Eindhoven, Porto y Barcelona. Además, dirigió a la selección de Inglaterra durante ocho años, con la que, desde el banco de suplentes, fue testigo directo de la “Mano de Dios”. También la condujo a semifinales del Mundial Italia '90


Su vida en imágenes



Partido entre Inglaterra y Brasil del Mundial de Suecia 58

Partido con el Fulham en el año 1967


Sir Bobby examina el tobillo de Mick Mills en el año 1969


Robson y Beckenbauer en 1990


Aquí charlando con Franz Beckenbauer, emblema alemán


Consolando a Paul Gascoigne en el Mundial del 90



Festejo con los muchachos de Barcelona


Sir Bobby indica a Keiron Dyer


Sir Bobby llega al Newcastle y la gente se entusiasma


Sir Bobby imita a su estatua plantada en el año 2002


Alan Shearer y Sir Bobby, dos íconos del fútbol británico

4 comentarios Enlaces a esta entrada  

Hector Rivoira, entre el sueño y las obligaciones.


Hector Rivoira tendrá un durísimo desafío con Atlético en Primera División, pero cuenta con un pasado reciente que seguramente le servirá como guía para la toma de decisiones. Nos referimos, claro está, a la experiencia de Roldan en el santo.

La otra cara de este abrupto cambio es propiedad de Godoy Cruz, Diego Cocca, quien logró alejar los fantasmas del chocho Llop y extendió la continuidad del tomba en la máxima categoría.
Con estos parámetros, el chulo sabrá muy bien como descubrir este camino lleno de vaivenes, injusticias y estados de ánimos.
Veremos a lo largo de la temporada, varios rostros del decano, varias sensaciones y realidades. Todas ellas probablemente arraigadas por las urgencias y los resultados, por las limitaciones ocasiones y el poco amparo que se le da a los conjuntos periféricos del interior.

El primer torneo no significara demasiado, siempre habrá lugar para rearmarse. Los tiempos apremiarán después de cada derrota, y allí es cuando deben aprovecharse jugosamente las rachas favorables. Hilar tres éxitos, hoy en día, suena a utopía y solo ilusión. Por eso hay no que dejar pasar el tren si éste se presenta inesperadamente. Y el ejemplo más elocuente de esto que remarco es ráfaga de Godoy Cruz ni bien arribó Cocca. El cuadro mendocino alcanzó un par de victorias, y a partir de allí se aferró a la escala anímica y futbolística. Cuando retornó a la meseta y algunos ya relojeaban el promedio, se encontraron con esa base numérica fundamental.

Si Atlético, entonces, se acostumbra a sonreír seguido, Rivoira gozará de la bipolar 1ra A


Click para ampliar


1 comentarios Enlaces a esta entrada  

Goleadas inolvidables: Racing 3-5 Central, Apertura 1998

El comienzo del Apertura 98 para Racing sería muy accidentado; lleno de goles a favor pero también de fisuras defensivas. Arriba, dos bestias intratables: Delgado y Latorre. Atrás, un carnaval de errores. El 4 a 2 a favor en Córdoba había disfrazado ciertos defectos en el fondo, pero la segunda fecha no daría tregua.

Su rival era el Central de Bauza, plagado de pibes. Por aquellos años surgían de la cantera el Equi González, Flores Coronel, Rivarola y Walter Gaitan, entre otros.

El arranque favoreció al avasallante Racing, pues la academia estaba afilada en su faz ofensiva y se llevaba por delante a un timorato canalla. El 2 a 0 a tan solo 20 minutos del comienzo hacía presagiar una goleada. Sin embrago, los rosarinos cambiaron su actitud, dando una gran muestra de buen fútbol, siempre a través de los pibes. Úbeda le regaló el primero a Bustos Montoya y Rivarola estampó la igualdad. El grito del final de Latorre (el 3 a 2) calmó a la parcialidad racinguista.

Pero este partidazo no terminaría ahí. Central fue furiosamente por el empate y logró rápido la igualdad. La academia no daba pie con bola, porque cada avance de la visita era medio gol. El uruguayo Vespa se encargó de liquidar el pleito, redondeando el 5 a 3 final.
La gente insultó a Cappa y a Sessa, pidiendo a gritos la titularidad de Bizarri.

Esto se dijo en aquel 16 de agosto del 98: "Por momentos hasta quise llorar. Cada vez que tomaba una pelota fácil la gente me aplaudía en forma irónica. Igualmente, tengo que ser fuerte anímicamente para revertir esta situación" remarcaba un lagrimeante Sessa.

“Los hinchas fueron injustos con él porque no tuvo responsabilidad en los goles" enfatizó Ángel Cappa. Por el lado de los canallas, todo era felicidad. Así analizaba el chueco Gaitan: "Por momentos encontré el nivel que Bauza me pide. Intenté tocar y aportar claridad. Y aún tengo que mejorar en cuanto a meter goles, ya que en las inferiores hacía muchos".

De todas formas, al cierre del torneo, Racing finalizaría en el tercer lugar, mientras que Central se ubicaría en mitad de tabla con 25 unidades.

0 comentarios Enlaces a esta entrada