Orgullo Latinoamericano


Días anteriores iba a escribir algo sobre el Mundial de los sudamericanos y me abstuve. Tenía miedo de romper la racha, de ser mufa. Hoy Chile selló (pese a la escueta derrota) su pase a octavos de final, naturalmente histórico para un público trasandino que aún no ha terminado de asimilar con consciencia todo lo logrado.

Misma suerte para Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil que avanzaron como líderes de sus grupos. Todos ellos invictos y con muy poquitos goles en contra: sólo 3 (el de Corea del Sur a Argentina y los de Corea del Norte y Costa de Marfil a Brasil). La cúspide del rendimiento estuvo a cargo del elenco de Maradona, quizás beneficiado por las debilidades de sus oponentes. Los de Tabarez y Martino moldearon defensas inexpugnables, invictas, el basamento decisivo de su clasificación. Encima llegaron con delanteros afilados y de renombre: Forlán, Suárez, Haedo Valdez y Barrios, entre otros.

En cuanto a las perspectivas futuras, los dirigidos por Marcelo Bielsa chocarán ante el pentacampeón mundial, un duelo a priori vertiginoso. Más fáciles serán los compromisos restantes: Argentina enfrenta a un México deficiente desde lo ofensivo; los guaraníes se medirán ante Japón, otra de las sorpresas del certamen, mientras que los charrúas discutirán en el césped su pasaporte a cuartos de final ante el irregular Corea del Sur.




0 comentarios Enlaces a esta entrada