Idénticos: Los dos resultados del viernes lo abrieron los numero 5 (Veron y Ortigoza) y lo liquidaron los dos 9 (Boselli y Pavlovich)

Una Brujería privó a Jujuy de un razonable empate
Curiosa resolución en La Plata, y curioso incluso, el desarrollo del mismo. Gimnasia de Jujuy hizo un planteo genial, y no solo estuvo cerca de llevarse un punto, sino que también mereció en varios pasajes aventajar al frente en el marcador. Pero en frente está el equipo de la Bruja, y con eso no hay con qué darle: Juan Sebastián tomó el balón desde muy lejos y ante la escasez de mediocampistas jujeños disparó a colocar, clavándola en el ángulo de Pezzutti.
El cimbronazo golpeó a la visita, que sin embargo fue en busca de la igualdad, y dispuso de dos chances claras, pero Andujar y la mala definición complotaron para que el triunfo pincha se mantuviese.
Sobre el final, en una contra encabezada por Veron, Benítez lanzó un centro al primer palo, y Boselli impulsó el esférico a la red para decretar el definitivo 2 a 0.


La Mística
Además del enfrentamiento entre estudiantiles y lobos, se celebró el 40 aniversario de los campeones del mundo de 1968. Así se vivió en la previa el festejo













Goza con OrtiGoza
Tal como se esperaba, argentinos y Huracán entregaron un mediocre partido. Claro que poco le va a importar a la parcialidad del bicho, ya que su equipo salió del fondo de la tabla.
El gol de penal de Ortigoza a los 14 de la primera parte, hizo ilusionar a más de un espectador de que la cosa iba a destrabarse, pero nada de esto ocurrió.
El globo, por sus limitaciones ya conocida, y el local, por la conformidad del resultado, brindaron un encuentro tedioso y opaco, con pocas llegadas.
Sobre el final, cuando el cuadro dirigido por Martínez había creado algunas situaciones de peligro, Salazar aprovechó un error de Herner, y le sirvió el balón a Pavlovich para que liquidara el pleito.
Ganaron los de La Paternal 2 a 0, pensando en la Sudamericana y profundizando el mal torneo del quemero.

1 comentarios Enlaces a esta entrada  

La goleada de Central a Boca 7 a 2 en el 2003

En esta oportunidad recordaremos la goleada impresionante de Central a Boca por 7 a 2. Impresionante porque no es común marcar siete tantos y menos a un grande como el xeneize, a pesar de que no contaba con los titulares. Esta fue la crónica del encuentro desarrollado en el Gigante, perteneciente a la ultima fecha del Clausura 2003.

Central 7-2 Boca

"El Equipo de Miguel" (por el entrenador Russo), como reconoció la parcialidad de Rosario Central, fue demasiado para la juvenil versión que presentó Boca Juniors en el Gigante de Arroyito, a tal extremo que la vapuleó con un histórico 7-2.
El parcial fue tan claro que concluyó 4-0 en favor de los locales, con aciertos de César Delgado, Luciano Figueroa (dos) y Mariano Messera. En la segunda parte el gran objetivo para los rosarinos consistió en impulsar a Figueroa hasta su consagración como máximo artillero del torneo Clausura (17 goles) y de la temporada (27).
Figueroa, consciente de que probablemente continuará su campaña en algún club del exterior, jugó como para que su rendimiento se tornara inolvidable y sumó tres conquistas en esa segunda mitad.


El juvenil conjunto que presentó Boca para cumplir con la última fecha del torneo Clausura (mientras el cuerpo técnico encabezado por Carlos Bianchi, los titulares y los principales suplentes participaban en La Bombonera de la fiesta por el pentacampeonato en la Copa Libertadores de América) al menos descontó por intermedio de Jonathan Fabbro y Héctor Bracamonte.
Central celebró todo, la goleada, la campaña y la entrada en las copas internacionales. Boca tuvo sus festejos en La Bombonera, pero en Rosario los chicos tuvieron que ponerle el pecho a la enorme disparidad de fuerzas.
.
Así lo vivieron los canallas
"El festejo final de los jugadores con la gente lo dice todo. Se cerró una gran campaña, con salvación de todo y clasificación a las copas incluida. Es la coronación de un esfuerzo colectivo entre jugadores, cuerpo técnico e hinchada, ya que cada uno aportó lo mejor de sí para sacar a Central de esta situación que nunca mereció por su grandeza. Ahora habrá un mes de receso, en el cual se verá quiénes se irán y qué jugadores llegarán. También será tiempo de una puesta a punto para encarar una temporada bastante agitada. Desde este lugar queremos agradecer a Miguel Ángel Russo y su cuerpo técnico por el trabajo serio y a conciencia y al plantel por defender con mucho honor nuestra camiseta y realizar una campaña excepcional. Y por supuesto, también al hincha de Central, ese que estuvo en las malas y apoyó al equipo para llegar hasta este punto."
.
Alineaciones
Central (7): Gaona, Ferrari, Leonforte y Daniel Diaz; Gvo Barros Schellotto, Quinteros y Pablo Sanchez; Messera; Delgado y Figueroa.
Boca (2): Eberto; Osella, Barbosa, Carballo y Magnano; Veron, Silvestre, Caffa y Fabbro; Boselli y Bracamonte.

1 comentarios Enlaces a esta entrada  

Un golpe muy duro

Chile 1-0 Argentina


¿Qué análisis cabe cuando queda a la vista la diferencia entre un equipo y otro? ¿Que puede decirse cuando perdiendo 1 a 0, el DT derrotado solo tiene como respuesta prenderse un cigarro sentadito en el banco de suplentes?
Sí él mismo no encuentra soluciones que es el DT, algo debe cambiar.
Desde el arranque se notaba la intención de juego de Basile: resguardarse de los hombres de ataque chilenos, y si quedaba algo de tiempo probar el ataque.

Al principio eso se logró. Chile estaba impreciso y los mediocampistas albicelestes podían hacer pie en esa zona. La que define partidos.
Pero de a poco, Mascherano, Cambiasso y Ledesma comenzaron a cerrarse y retroceder. Así, Heinze y Zanetti quedaron desprotegidos, y el local encontró el ansiado esférico.
Por eso, el gol no extrañó. Un tantazo. Combinación bielsista; vertical y precisa para que Orellana definiera con justeza a la red.
.

Mientras Bielsa revisaba su carpeta e indicaba nuevamente a los jugadores las nuevas funciones a cumplir, el Coco solo arengaba con el trillado “Vamos”.
Entonces comencé a comprender definitivamente el porqué de las cosas. Bielsa tiene un Plan. Puede salirte bien o mal. Puede triunfar o fracasar, pero al menos propone algo desde el arranque. Basile esperó que Messi y Agüero le “salven las papas”, y lamentablemente para el entrenador argentino, ni Lionel ni el Kun progresaron con éxito. Menos, entonces, se puede esperar del solitario Milito.


El complemento, a pesar del resultado, no modificó su transcurso. Incluso el local le hizo precio a nuestro equipo, errando muchos goles.
Pudo haber sido goleada. Quedó solo en derrota. Fue aplastante, clara, abrumadora, terminante y evidente. Histórica: la primera vez que Argentina cae ante los trasandinos por eliminatorias. Triste, y hasta por mementos se extrañó la precisión a cuentagotas de Román.
Al termino del partido, Basile reconoció la superioridad del rival: “corrieron como maquinas…Pensé que se iban a cansar, pero el dominio en general siempre fue de Chile” puntualizó. “Parecían 15 contra 10”, señaló el coco.
.
Paraguay 1-0 Perú


Paraguay sigue sumando y sumando de a tres, aprovechándose también de las incapacidad y limitaciones de su rival.
De todas formas, Perú sorprendió en la primera parte jugando de igual a igual. Pero era de esperarse la mejoría del puntero, que además jugaba en su casa.
Fue Benítez quien capturó una serie de rebotes, marcando lo que es la ya segura clasificación guaraní al próximo mundial.
.
Bolivia 2-2 Uruguay
.

Bolivia tenía todo servido para ganar su segundo partido consecutivo, pero se descuidó en el final y terminó empatando ante Uruguay.
El equipo verde jugó mejor el primer tiempo, aunque se basó fundamentalmente en la contundencia de Marcelo Martins, aquel que jugase en Cruzeiro.
Sin dudas que los charruas sufrieron en el arranque del complemento cuando el local dilapidó un par de gol.
No obstante, llegaría al descuento, y en el final a la igualdad, cuando todo el Hernando Siles imaginaba una victoria.

1 comentarios Enlaces a esta entrada  

Dos ideologías futbolisicas se enfrentan hoy



Hoy será uno de esos días muy esperados. Así como se anhelaba el choque entre Lavolpe y Riquelme, en aquel Boca vs Vélez por la Libertadores; pasaditas las ocho de la noche, bielsistas y basilistas (si cabe el término) tendrán un duelo aparte.
La modernidad, el orden y lo previsto, contra lo tradicional, lo espontáneo y el azar.
Basile vs Bielsa. Dos formas de observar el fútbol. Ambos pregonan el juego limpio y por el suelo, pero para llegar a ese fin creen en modelos y paradigmas diferentes.
Alguna vez Marcelo dijo que la verdadera clasificación de los entrenadores no es la defensividad u ofensividad del mismo, sino si apuesta a algo premeditado, estudiado y analizado, o si se va a proponer un juego desordenado, apostando a la aptitud del jugador en ese día.
El jueves será un día de grandes verdades. El estilo que resulte vencedor será posicionado como el acertado y correcto. Parte, claro está, del exitismo argentino.
Pero aparte de este enfrentamiento, disputaran en el terreno un duelo clave chilenos y argentinos. Hace mucho que la “roja” no vence a nuestro equipo, pero guiándonos por los últimos partidos de la albiceleste de visitante, la cosa puede expresarse de forma más pareja.
Se sabe que el Loco no modificara su 3-3-1-3 ultra-conocido (modelo de Van Gaal), aunque podrían reaparecer Matías Fernández y Valdivia. De esta forma, uno de los que saldría es Alexis Sánchez.
El coco, por su parte, no contará con Riquelme por lo que cambiara el sistema táctico. Dada la ofensiva idea de Chile, pasaríamos a jugar con 4 defensores; resta saber cuanta gente aglutinara en el mediocampo. El plan A sería con Ledesma, Masche y Cambiasso, y tres puntas. Asimismo, el plan B parece mas defensivo, pasando Zanetti a la zona media, jugando con un triple 5 y apenas dos puntas.
La verdad se conocerá a las 20.20 Horas

0 comentarios Enlaces a esta entrada  

¿Por qué cuesta ganar de visitante?


Desde hace muchísimo tiempo, diría yo casi desde siempre, a los equipos visitantes les cuesta enormidades ganar, o al menos, hacer partidos de igual a igual.
El lanus campeón del 2007 quizás sea uno de los últimos equipos que pudo con mayor regularidad cosechar buenos frutos en tierras ajenas.
Obviamente que Boca y River también asustan en cualquier cancha, pero en estos últimos tiempos solo se quedan en eso: asustar, y no concretar.
Pero cual es el principal motivo de esta abrupta caída de los conjuntos que juegan fuera de su casa. ¿El viaje es largo y arduo? ¿La ruta cansa? ¿Las instalaciones son tan diferentes que el futbolista se siente incómodo? ¿La gente estimula demasiado? ¿Las dimensiones del campo de juego son muy distintas entre sí? ¿El pasto acaso?
Bueno, seguramente hay que separar los tantos. Para los jujeños, tucumanos y mendocinos eventualmente sí son complejos, duraderos y perjudiciales los trayectos hacia Buenos Aires. Desgastan, cansan, fastidian, molestan. Algo lógico.
Pero por ejemplo, numerosos cayeron en La Paternal y no siempre eran cuadros del interior.
Justamente al remarcar este estadio, surge de inmediato otro de los ítems a analizar: la longitud y el ancho del terreno.
Los jugadores del bicho sufren constantemente las quejas de los demás. Siempre aparecen las excusas, las argumentaciones carentes en varias oportunidades de sentido.
Si bien el “Diego Armando Maradona” es una de las canchas más chicas, también influyen los carteles de publicidad que se disponen muy cerca de la línea lateral de juego. Por eso, los futbolistas deben concluir con mayor anticipación su recorrido.
Otras de las canchas difíciles (por su pequeñez) es la de Olimpo, actualmente en la B Nacional. Estos equipos siempre se prestan para la discusión y son blanco de las acusaciones, o mejor dicho, de los pretextos de los rivales.
El pasto, por mas ridículo que pueda parecen también es motivo de consideración. Algunos cancheros por pedido del DT dejan crecer el césped para entorpecer la rapidez eventual del rival. Este es una buena estrategia para contrarrestar a los equipos veloces que aprovechan el contragolpe. Es un recurso cada vez menos utilizado por las reiteradas quejas.
Otro aspecto es la hinchada. Muchos equipos cuentan con el aliento incondicional de su parcialidad, pero esto no es del todo justificativo para que el visitante sucumba, pues varios elencos prefieren jugar en soledad para evitar presiones.
En fin, desde el punto de vista analítico, las explicaciones pueden servir, pero cuando se lleva a la práctica, la historia marca que el local arrasa y siempre lleva las riendas de los partidos.
Los técnicos visitantes ya van con una idea previa de “no perder”, lo que en muchas ocasiones se traduce en derrota 0-1, ya que no hay un segundo plan ni armas para generar juego cuando se concibe la desventaja en la pizarra.
Muchos esquemas mezquinos, roñosos, tacaños, conservadores y defensivos, producto también de las complicaciones y obligaciones que tienen los entrenadores. Seguidamente con la soga al cuello.
Así es la realidad. Equipos invulnerables en su ciudad son continuamente derrotados en otras canchas. Un cambio de imagen. Otra predisposición. No sé muy bien que es, pero la señora psicología juega un rol muy importante. Eso es seguro.

2 comentarios Enlaces a esta entrada  

Jornada de eliminatorias: Paraguay, Brasil y Argentina al tope.



Argentina se reencontró con el triunfo, valioso por cierto ante una desconocida selección uruguaya. Se esperaba más de ambos, no solo por ser equipos con gran historia en el fútbol mundial, sino porque necesitaban una victoria que los depositara más cerca de la clasificación.
El arranque albiceleste fue furioso. Una ráfaga de precisión y contundencia, alojó al cuadro de Basile 2 a 0 en la pizarra. Los autores fueron Messi y Agüero.
Sin embrago, esa tranquilidad que brindaba el marcador poco pudo reflejarse en una mejoría en el juego. Lentamente, los pelotazos tentativos a Messi se repitieron, y confundieron un escenario nublado en todo sentido.
Para colmo, en la única aproximación de la “celeste”, Lugano no falló en el área menor.
El 2 a 1 proporcionaba incertidumbre para el complemento. No obstante, el equipo conducido por Tabarez jamás consiguió plasmar esa ayuda anímica en un juego más vistoso.
Se pegaron como nunca, jugaron como lo hacen últimamente: bastante mal.
Los tres puntos quedaron en casa, y un pasito más cerca de la clasificación aunque las ganas de ver algo más elaborado queda, como de costumbre, en deuda.



El Chile de Bielsa mostró su peor cara, y sufrió la pronta expulsión de Fuentes. Lejos del mejor nivel, la roja intentó encarar el encuentro con la solidez defensiva y la impaciencia de su rival.
Ecuador había mostrado bastante poco, hasta que halló el gol alentador de Benitez. A partir de allí, la visita se desoriento y no encontró los caminos para lastimar a la selección local. Encima, tuvo que lidiar contra los 2.800 metros de altura.

Bolivia sigue dando que hablar; a veces por su escasísimo nivel, y otras veces por su impresionante contundencia, sobre todo cuando juega en La Paz. Esta vez el que sufrió la doble cara de la verde fue Perú, que venía en una levantada (recordemos el buen partido que hizo contra Argentina).
La clave, sin dudas, estuvo en el arranque, ya que antes de los 17 minutos, el local se ponía 2 a 0 (Botero). Luego manejó mejor el balón, y apoyado en el resultado se dio el lujo de cerrar el partido por 3 a 0 gracias a la anotación final de Ronald García.

Otro que aprovechó un inicio matador fue Brasil, que luego de la paupérrima actuación contra Bolivia de local, transformó su rostro y retornó al triunfo como visitante, repitiendo la goleada ante Chile.
No pudo tolerarlo el local. La vinotinto tuvo las intenciones, e incluso contó con una chance muy clara a los 4 minutos, pero 15 minutos de distracción, y oportunismo de la verdeamarella, prácticamente liquidaron el pleito.
Con el 3 a 0, el partido entró en una meseta, y solo quedaría tiempo para el cuarto gol final.

Lo de Paraguay es cosa seria. Se protege muy bien, y concreta mejor aún. Cabañas, el goleador, le dio otro empujón al precipicio a Colombia.
Es que mientras el equipo liderado por Martino adquiere un puntaje arrasador (20 de 27), a los colombianos les cuesta exageradamente todo. Le hacen pocos goles, pero tampoco los convierte en el área de enfrente. Por eso, las cosas se oscurecen, y la gente lo hizo notar al final del match.

3 comentarios Enlaces a esta entrada