Técnicos Incomprendidos


Lavolpe hace algunos torneos, Borghi hace algunas fechas y Simeone actualmente.
Técnicos incomprendidos que caen en la telaraña de la incertidumbre e inevitablemente del fracaso estadístico.

Pero sería caer en simplezas achacar tales decepciones solo a estos entrenadores. Sin dudas, que hay otros factores influyentes para que estas ideas modernas no prosperen en el tiempo, y se desvanezcan efímeramente.
Datolo nunca entendió a Lavolpe, los players del diablo recientemente declararon algo similar, y es evidente la poca reacción los jugadores riverplatenses. Al ex volante de la selección le queda como consuelo el último torneo ganado en base a Buonanotte y Carrizo. Por eso, aún persiste con vida.

Volviendo a las raíces de estas frustraciones, haré algunas apreciaciones sobre el futbolista argentino en general. Junto a los brasileros son, indudablemente, de los más capaces y talentosos técnicamente, nacidos en potreros e instalados en una cultura criolla de la picardía y la viveza.

Pero carecen de algo muy importante en el fútbol actual, que es el conocimiento táctico, el sentido estratégico y el estudio del conjunto rival para maximizar los errores ajenos. Eso, y sumado a la soberbia (“yo sé mas que el profe”) dan como producto algunos desmoramientos impensados por los pergaminos de los Dts en cuestión.

No es casualidad que un gran porcentaje de los jugadores argentinos que emigran a Europa regresen sin pena ni gloria, se pierdan en divisiones menores, o bien, culminen olvidados por no adaptarse.

Son los entrenadores exóticos, infrecuentes, singulares, quizás estrafalarios. Son los que hacen progresar al deporte de los Ingleses locos.

 

2 comentarios:

  1. Debe estar siendo duro para el Cholo, después de haber probado el éxito en otro banquillo y salir campeón.

    Te he enlazado amigo. A ver si seguimos visitándonos y opinándonos mutuamente.


    Un abrazo, amigo.

    on 31 de octubre de 2008, 14:49  


  2. Esteban said,

    verdadermante incomprendidos, generalmente, a los distintos al resto o con otras ideas... se los suele marginar... aunque, en muchos casos, el tiempo les da la razón...
    saludo!

    on 31 de octubre de 2008, 16:18