Bostezos de fin de año

Los muchachos protagonistas del día viernes se esforzaron bastante para demostrar lo chato que es el fútbol argentino. Mezquindad, pobreza, limitaciones, miedo, carencias, son algunos de los calificativos que se amoldan a lo acontecido.

En Sarandí al menos hubo gritos. Aguilar se dio el gustazo de debutar en la red contraria, pero Carrera iba a igualar para el Arse. A partir de la expulsión de Spolli, los del Viaducto se animaron (casi por obligación) a adelantar sus líneas. Sin embargo, las ideas nunca cayeron en la cabeza de Garnero ni de sus dirigidos. Se extrañó mucho a Fabianni

En el Lencho Sola, dos equipos ultra irregulares dejaron mucho que desear. Los hinchas sufrieron literalmente los vanos pelotazos. La consigna parecía “no cometer errores”. Esa premisa se mantuvo hasta más de una hora de juego cuando Burruchaga empezó a mover la estantería. Aún así, las impresiones proseguían. Huracán, casi sin querer, poco a poco se acercó a Lucchetti e inquietó en más de una oportunidad.
Pero algo tan pero tan pobre debía tener un cierre, al menos, aceptable. Así fue. El taladro entró en el circuito de la claridad con el ingresado Fernández, y halló algunas aproximaciones.

Dos empates, dos dramas y una única realidad: Pobreza absoluta


Banfield 0-0 Huracan

Arsenal 1-1 Newells
La emoción de Carrera y Diaz (estará 7 meses parado por lesión)


La emocion de Aguilar (su primer gol en Primera)


 

2 comentarios:

  1. Amigos del mundo demos una mano a Argentina: pasen a firmar el petitorio para que JUAN FRIOMAN TRISTELME no sea mas convocado a la selección argentina.

    TRISTELME 1.0

    Muchas gracias.

    on 22 de noviembre de 2008, 11:55  


  2. NoTe said,

    Muy bueno el resumen y Newell`s se despidió del campeonato. Después hacemos un cambio de links ¿Te parece? Saludos!

    http://doblecincopalermo.blogspot.com

    Entrevista a Martín Morel (Tigre)

    on 22 de noviembre de 2008, 16:28