Despedida emocionante de Jorge San Esteban

Jorge San Esteban tuvo su partido homenaje tal cual lo merecía. El Coco, con una sonrisa de oreja a oreja y las lágrimas de todos los integrantes de su familia, vivió una emotiva tarde en el estadio del Bosque donde fue ovacionado por la parcialidad mens sana y recibió muestras de afecto desde los cuatro costados.


.
El choque amistoso entre Gimnasia y Villa San Carlos fue el camino elegido para que Jorge San Esteban, de entrañas berissenses, pero de corazón albiazul, tuviera la oportunidad de escuchar a "La 22" corear su nombre. Al fin y al cabo, es el futbolista que más veces vistió la camiseta de Gimnasia en la era profesional.
.
Cuando pisó el campo de juego, ladeado por sus pequeños hijos y con la camiseta de Gimnasia puesta, la ovación fue total en el Bosque y la tormenta pareció precipitarse por el estruendo de los aplausos y las lágrimas del propio Coco y de muchos que lo vieron crecer con la casaca del Lobo como emblema y el perfil bajo como norma de vida.
.
Luego llegaron las felicitaciones dirigenciales, la entrega de una plaqueta homenaje y la eterna producción de fotos que muchos guardarán en el arcón de los recuerdos.
.
Los saludos con cada uno de sus ex compañeros se hicieron eternos. Nadie se quería perder el abrazo sincero. Incluso Madelón, a la postre el técnico que le fue de frente y le dijo que no iba a tenerlo en cuenta como primer suplente en esta temporada, fue quien se acercó hasta el círculo central y empujó al Coco para que se corriera hasta la cabecera del Bosque y recibiera la más cálida ovación.
.
Por decisión de ambos técnicos que querían que este amistoso entre Gimnasia y Villa San Carlos, el nuevo club del Coco, sirviera para la puesta a punto y se jugara con la mayor seriedad posible, se pautó de antemano que San Esteban jugaría 15 minutos para Gimnasia y el resto para la Villa.
.
Otra lágrima brotó en el Bosque cuando el Coco se sacó la azul y blanca y se calzó la celeste. Era el verdadero "hasta siempre" a un ídolo, a un símbolo del club, y como tal, con alma de guerrero, Jorge San Esteban dejó en claro que su amor es el fútbol y se entregó por completo a defender los colores de la Villa, que ahora lo tiene como uno de sus nuevos emblemas para afrontar el próximo torneo de la Primera B Metropolitana.
.
En el final del partido se repitió la misma historia. Todos los abrazos fueron para él, lo mismo que los aplausos y ovaciones.

San Esteban ya no juega en Gimnasia, pero no dejó el club. Esa es su casa y por ende vuelve a diario para no extrañar. Y seguro lo seguirá haciendo por siempre.
.
.
Fotos del partido





.
.
Material del Diario El Día
.

 

1 comentarios:

  1. José Luis said,

    Felicitaciones a San Esteban. El jugador má importante y fiel a la historia decana.
    No coincido con la gente del lobo. EL Coco se tendr´ñia que haber ido por la puerta grande como un idolo y se fué como uno más.

    on 27 de agosto de 2009, 12:34