Banfield, como en las viejas épocas

Jugando bien o jugando mal, a los pelotazos o a los toques, con lentitud o con dinamismo. No importa. Siempre el taladro del emperador Falcioni se las ingenia para sumar. Ni el más optimista banfileño esperaba tal desempeño, fundamentalmente a partir de lo que expresan los números. Y es que no solo se ha colgado a la punta, sino que también el sueño de entrar a la Libertadores parece muy cercano.

Hoy, en El Bosque, nunca supo como cuidar el balón, como transportarlo hasta el área de Sessa. El lobo le quitó siempre la pelota y la distribuyó con criterio a la orden de Rinaudo y Aued. Los minutos pasaron y el lobo se desesperaba. Y como buen especulador, la visita arremetió con eficacia: Barraza mandó el centro y Silva la mandó a guardar de cabeza.
Los hinchas no entendían lo que pasaba. Otra victoria hilvanada por los del Sur y se imponían más allá del dominio territorial de su rival.

Ahora viene el pincha y Vélez, dos tanques. Luchetti, Barraza, Ervitti, Silva y compañía los esperan con el cuchillo entre los dientes.
.
.
Imágenes del partido
.




 

1 comentarios:

  1. M.E. said,

    lo veo a Banfield otra vez en la Libertadores...seguramente irán, quien sabe si como campeones o como mejor equipo de la tabla general...Falcioni nunca debió haberse ido del Taladro, ojalá los dirigentes hagan todo para retenerlo de por vida.
    saludos!

    on 30 de octubre de 2009, 0:48