Archivo: La pelea entre Mirtha Legrand y Kelly por el caso Herrera de Noble

Después de unos largos días de vacaciones otoñales, retornamos al blog. Esta vez para revivir una fuerte discusión entre Mirtha Legrand y Guillermo Kelly, un polémico e indescifrable dirigente ligado a la derecha nacionalista argentina. El tema central de la disputa giraba en torno a los hijos de Ernestina Herrera de Noble, actualmente en el ojo de la tormenta. Vale la pena recordarlo.

video

 

1 comentarios:

  1. MIRTA Y ERNESTINA -BLOG DE HUMOR K www.kikitodulce.blogspot.com Mirta: "Si la líder de los negritos dijo ¡Volveré y seré millones!, yo, como líder de los blanquitos, digo: ¡Volveré a la TV y seré Ernestina con sus millones!"
    La otra noche haciendo zapping la vi a "la diva de los almuerzos" en el living de Susana.
    Al escuchar la cantidad de elogios que se prodigaban mutuamente, pensé: "¿Cómo? ¿No es que no había más ficciones en TV?".
    Me resultó tan divertido el programa que me quedé mirándolo un buen rato. Un momento espectacular fue cuando la Legrand contó como conoció a Daniel Tynaire:
    "El era quien me dirigía en cine, era como mi jefe. Al principio simpatizamos, nos hicimos amigos y él me aumentó el sueldo. Pasamos a ser novios y me duplicó el sueldo. Hasta que nos convertimos en amantes y me triplicó el sueldo" "¡Qué bien! -interrumpió la Su- ¿y se casaron por amor?" "No ... creo que Daniel se casó por mi dinero".
    Volviendo a la cuestión de las ficciones, cuando doña Mirta comentó que iba a protagonizar la vida de Ernestina Herrera de Noble, no lo podía creer. Tras mi sorpresa inicial, y conociendo su posición política derechista y su carño hacia "el monopolio", creo que debemos movilizarnos para boicotear la miniserie. Mejor dicho: sutilmente, como hizo Magnetto con Mike Amigorena, debemos intentar que Mirtha Legrand se baje de su papel.
    ¿Qué métodos podríamos emplear para que esta "mariposa de luz" (porque cuando está en la pantalla me dan ganas de matarla) reniegue de representar a Ernestina?
    1.- Habría que rodearla de actores zurditos y, si es posible, con extras morochitos sacados de un cásting en un asentamiento.
    2.- Si esto no causa efecto, pues la diva puede sostener y aguantar el asco provocado, subiremos la apuesta. Basándonos en el aforismo "del odio al amor hay un solo paso", convocaremos al compañero Federico Lupi para que intente conquistar su corazón. Si es verdad que una mujer enamorada hace cualquier cosa por su amado, tal vez conseguimos que Mirtha se convierta en nacional y popular.
    3.- Si así tampoco logramos nuestro cometido, contrataremos a un familia italiana para que se encargue de las viandas que se preparan durante la filmación: los Borgia.
    4.- Si la Legrand aún soporta el vómito y sigue "firme como rulo de estatua" en el set, nos queda recurrir a otra familia, pero de nuestros pagos: los García Belsunce.
    Ella no sospechará de esta gente pues también son "blanquitos" y de la alta sociedad. Sólo que se diferencian por una característica muy peculiar: poseen grandes poderes mágicos para sacarse de encima, sin dejar huellas, a una persona molesta. A ellos con un simple pituto les alcanza y sobra.
    5.- Por último, si ninguno de estos métodos nos da resultado para desembarazarnos de la Chiqui, tendremos que apelar a nuestra última carta: el dentista Barreda. Con la excusa de darle un pequeño papel en la obra, lo haríamos llegar hasta donde está grabando la diva a quien, de sopetón, le preguntaríamos: - "Doña Mirta, ud que sabe de todo, dígame: ¿con quien andaba Tarzán en la selva?" "¡Con Chita!" .... y esas serían sus últimas palabras.

    on 16 de noviembre de 2011, 22:55