Contraproducente


Siempre tuve curiosidad por saber como los spots y campañas publicitarias impactaban en el público. Hay un delgado límite cuando se presentan propuestas y homenajes en forma comercial: puede causar molestia (hasta odio) o provocar una fuerte conexión emocional con lo que se observa. Pero pocas veces genera escepticismo. El candombe exhibido en el Fútbol para Todos en conmemoración a Néstor Kirchner es una muestra de tal herramienta.
.
Deja mucha tela para cortar. La oposición, por lo pronto, encuentra terreno libre para hacer críticas razonables, sobre todo las que tienen que ver con el uso de la publicidad oficial. La repetición del candombe resulta molesto incluso para personas que simpatizan con varias medidas del Gobierno. Es más, se corre el riesgo de banalizar al ex Presidente. El arco oficial intenta sostener su nombre, y cada mes lo recuerda. Ya van cuatro. No digo que sea ilegítimo, pero habría que analizar como repercute eso en la sociedad. A mi juicio, no colabora. Tal vez no lo comprenda por mi relativa corta edad, aunque de lo que estoy seguro es que Raúl Alfonsín no fue evocado ni un 10% de lo que se evoca hoy a Néstor Kirchner.
.
Para completar, el debate entre Paula Bertol y el "chino" Navarro en C5N:


video

 

0 comentarios: