Antecedentes de Gorosito

Firmó contrato con River para el proximo 2009. Aquí te mostramos sus antecentes en Nueva Chicago, San Lorenzo, Lanus y Central.

En Nueva Chicago: debut y promoción


Llegó al club de Mataderos luego de la floja labor de “panchito” Ferraro, y en su debut cayó ante el peor equipo del torneo: Huracan.
Chicago dependía fundamentalmente de lo que pudieran hacer los dos conjuntos ascendidos: Arsenal y Olimpo. En la finalización de ese torneo, el “torito” se hizo fuerte de local y culminó invicto (2 triunfos y 2 empates), pero la cosa cambiaba cuando se alejaba de su casa, ya que perdió todos sus encuentros en esa condición.
.
Para el clausura 2003, Gorosito propuso un equipo más ofensivo, donde se destacaron sus dos puntas: Ariel Carreño y Ceballos. Otro de los buenos valores de aquel plantel era Jonathan Santana (hoy en la selección paraguaya). Pero el gran déficit era la faz defensiva puesto que fue el segundo equipo mas goleado del certamen.
De todas formas, los dirigidos por “pipo” llegaron a la promoción, y lograron quedarse en primera. La gente del “torito” no se fue del todo conforme con la tarea de Gorosito porque le recriminaban su tozudez al poner únicamente a la gente de experiencia y dejar en el banco a los pibes que surgían de las inferiores.



En San Lorenzo: pelear a lo grande


Gracias a esa permanencia conseguida en Chicago, Néstor Gorosito arribó a un club muy querido por él: San Lorenzo. La meta era pelear de lleno los primeros lugares. El arranque fue complicado pues obtuvo solo dos puntos sobre nueve en juego. Por eso, parecía que el ciclón se avecinaba a otro torneo mediocre. Sin embargo, el equipo se recuperó en Córdoba (le ganó 3 a 0 a Talleres) y empezó la ardua remontada. De los siguientes 15 partidos, triunfó en 10 ocasiones. Así, finalizó en el segundo lugar con 36 unidades. En aquel equipo jugaban Alberto Acosta, Carreño y Santana (los llevó de Chicago), Montillo y Morel Rodríguez. También aparecían algunos jóvenes como Orión, Bottinelli, Zabaleta y Pablo Barrientos en el banco.
.
El segundo torneo de Pipo no fue bueno, y el santo terminó en la novena ubicación. San Lorenzo estuvo desde la fecha cuarta hasta la decimocuarta sin ganar. Por eso, su renuncia estuvo muy cercana. El gran déficit de aquel equipo era la parte ofensiva dado que Acosta ya no estaba más en el plantel. Finalmente, Gorosito apostó a Guevara y Luna en el ataque, y doble enganche: Montillo y Romagnoli. Ese buen cierre de torneo, le permitió continuar al campeonato siguiente.
.
El equipo para aquel Apertura 2004 era bastante disminuido a nivel individual. Muchos jugadores de inferiores, y un desafío por delante para Gorosito. Y nuevamente el comienzo fue irregular. Así, “pipo” se despidió en la tercera fecha con victoria ante el lobo platense por 3 a 0. Anteriormente había caída categóricamente contra Boca. En ese torneo, surgieron Lavezzi y Walter García. Lo reemplazó Héctor Veira.


En Lanus: con la gente en contra


El siguiente reto de Gorosito fue Lanus, que por ese entonces peleaba por no descender. Estamos hablando del clausura 2005. El inicio fue interesante ya que igualaba con goles de Fabianni en el Bombonera 2 a 2. Luego, el granate entró en la odiosa irregularidad viviendo su momento más tenso en la octava fecha, tras la derrota en el clásico con un Banfield muletto. Ese 4 a 2 en Guido y Arias generó la fuerte rivalidad entre el DT y la parcialidad del Sur. A lo largo de todo el torneo, Gorosito fue cuestionado e insultado.
.
Para el apertura 2005 el ambiente estaba caldeado, y una derrota ante River 4 a 1 derramó el vaso. Así, el entrenador se fue de mala forma del Sur. Durante su estadío en Lanus, Gorosito fue mechando gente de experiencia con juveniles, entre los que aparecían Valeri, Pelletieri, Leto, Aguirre y Archubi. Lo sustituyó en el cargo Ramón Cabrero.
.
En Rosario Central: engrosar el promedio

Su siguiente paso fue por Rosario para dirigir al canalla. El inicio tuvo turbulencias ya que de los primeros seis partidos solo había conseguido un triunfo (justamente ante su ex equipo, Lanus). Luego, obtuvo una resonante victoria ante el pincha de Simeone que luego de coronaría campeón. Le ganó 1 a 0 con un cabezazo magnifico de Wanchope. Pero sin dudas, su triunfo más rutilante fue el clásico. Venció 4 a 1 a Newells con una gran actuación de Marco Ruben, el goleador del equipo.
A partir de allí, el canalla retomó la confianza de local, obteniendo cuatro éxitos en serie en el Gigante (tres de ellos por goleada).
.
El siguiente torneo lo afrontó con un platel más disminuido, y pagó caro la cantidad de juveniles sin experiencia. Encima, de local no logró repetir la formula final del apertura 2006. Así, se despidió en la quinta fecha tras caer sin atenuante ante Independiente 2 a 0. Lo que más se le recriminó a pipo fue la falta de audacia para encarar los partidos.
Durante el mandato de Gorosito se promovieron varios jugadores de inferiores. Se destacaron Di María, Villagra y Marco Ruben, mientras que hacían sus primeros pasos Broun, Paglialunga, Tomas Costa y Zelaya.

 

3 comentarios:

  1. El_Acertijo said,

    y en River??? en la que te metiste Pipoooo!

    Tremendamente Motivados

    on 7 de diciembre de 2008, 23:47  


  2. nike shoes said,

    i agree your idea ! very nice blog

    on 5 de enero de 2009, 21:40  


  3. jacker said,

    on 13 de enero de 2009, 12:03