Javier Páez, impasable

Generalmente los defensores no suelen lucirse, al contrario, por lo general son calificados y descriptos únicamente por sus errores/no errores. Sin embargo, el sábado pasó una cosa insospechada. Todos los que vimos el triunfo del decano tucumano sobre Colon, quedamos impresionados por el repertorio y la actuación de Javier Páez. El ex Olimpo está atravesando, quizás, el mejor momento de su carrera. Fue una verdadera muralla en el fondo de Atlético. Robó con suma firmeza tanto los mano a mano como los envíos aéreos. Y hasta se dio el lujo de salir jugando con prestancia y calidad. No le faltó nada, fue la tarde-noche ideal, aquellas que un jugador no puede olvidar. La gente, en el cierre del encuentro, lo premió con un aplauso cerrado, al unísono. Merecido, fruto del esfuerzo y la humildad.


"No sé si fue mi mejor partido, pero sabía que los tres puntos tenían que quedar en casa, para terminar lo más alto posible en la tabla del descenso. El objetivo es pasar los 20 puntos. Por eso, yo me conformo con sacar cuatro de los seis que quedan, ja"

.

 

1 comentarios:

  1. M.E. said,

    Jugamos contra los tucumanos pasado mañana, ojalá podamos volver a ganar en Sarandí

    Y respecto a Banfield, que nervios deben tener para enfrentar a Tigre, todo depende del Taladro para salir campeón

    saludos!

    on 8 de diciembre de 2009, 16:42